COMO CONCENTRAR TU VIDA EN UNA MALETA

Con este post me gustaría darte algunas pautas para organizar la maleta antes de emprender tu gran aventura 🙂

Parece difícil organizar todo lo que uno querría llevarse para estar unos meses fuera, pero en realidad no lo es tanto ya que partimos de una limitación de peso y espacio.

El primer punto a decidir será el tipo de maleta:

Yo te aconsejaría llevar una maleta grande junto a una mochila de senderismo. Intenta evitar llevar una maleta pequeña como equipaje de mano ya que resulta muy incómodo moverse con dos maletas por un aeropuerto. Y además, la mochila te resultará muy útil para las escapadas que realices durante tu estancia.

Acuérdate también de pegarles una etiqueta con tu nombre y una dirección de destino por si las extravían por el camino (puedes usar la de nuestra oficina si todavía no tienes alojamiento definitivo).

 

Ahora que tenemos claro el continente, pasemos al contenido:

El consejo más importante, sin duda es: ¡Sé práctico! Es muy importante antes de empezar a meter cosas, eliminar de la lista todas aquellas prendas que no utilizas aquí.

En realidad, aunque vayas a pasar un año fuera, ten claro que solamente usarás la ropa que más te gusta, así que no te engañes pensando que es buen momento para darle uso a ese pantalón que tienes olvidado en el armario.

Ahora pasemos a las cosas totalmente necesarias:

Ropa tanto de verano como de invierno, ya que posiblemente pases diferentes estaciones fuera. Tendrás que organizarte mejor si en tu país de destino aprieta un poco más el frío.

Calzado: un poco de todo (desde chanclas a botas) pero sin excederse por ejemplo con los zapatos de tacón :-). Cuando empiezas una vida en el extranjero querrás andar lo más cómoda posible para andar de aquí para allá y aprovechar el tiempo al máximo.

– También es recomendable llevar un pantalón negro, chaqueta negra y camisa/camiseta negra y blanca. Este conjunto te puede servir tanto para una entrevista de trabajo, como para hacer tus pinitos en hostelería o ir a un evento un poco más formal. Incluye por tanto algún calzado que combine.

Pequeño botiquín con lo imprescindible: tiritas, paracetamol, ibuprofeno, ..

-Si además tomas algún otro medicamento por prescripción médica, se recomienda llevar la receta traducida en inglés por un traductor jurado o un médico.

– No te obsesiones con llevar champú y gel tamaño gigante ya que en estos países también hay tiendas más económicas dónde comprar estos productos. Simplemente lleva un pequeño neceser para las primeras semanas. Incluye crema de sol especialmente si viajas a Australia.

Bañador/bikini

Toalla que ocupe poco

Adaptador de corriente

– Muy importante; no te olvides de toda la documentación que necesitas para entrar en el país.

Además de llevar en el equipaje de mano pasaporte, visado, matrícula del curso etc, yo te recomendaría llevar también una copia impresa dentro de la maleta.

Aunque obviamente llevarás la información en el email, tener esta copia te transmitirá tranquilidad.

– Para evitar gastos innecesarios puedes llevarte una libreta y unos bolis para los primeros días de clase.

Pequeño diccionario inglés – español si tu nivel de inglés al principio es muy bajo

Ordenador o tablet; te aconsejo llevarlos en el equipaje de mano para evitar que sufran algún percance.

– Si quieres evitar problemas no te lleves comida desde España.

 

¡Y si te olvidas de algo no te pongas histéric@ a tu llegada! En mi caso por ejemplo, tuve que comprar unos zapatos negros para mi primer trabajo pero como te decía en todos los destinos existen opciones bastante económicas para estos imprevistos. Otra historia muy distinta será como traer todo tu equipaje cuando regreses…. 😉

Si estas pensando en trabajar o estudiar en el extranjero, el equipaje ya no es un problema, ¡¡ haz clic aquí y nosotros te ayudamos!!!

Recommended Posts

Leave a Comment